Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Ya comenzó la construcción de la Unidad de Cuidados Intensivos
Unidad de Cuidados Intensivos
Colprensa.

El senador por Cambio Radical, Carlos Jiménez López, denunció este jueves que en Cali se estaría presentando algo denominado como el 'cartel de las UCI', donde se estarían trasladando a pacientes normales directamente a cuidados intensivos, para cobrar más dinero.

Denunció que mientras la atención en una cama normal para un paciente contagiado cuesta $15 millones, si está en una UCI su costo sube hasta $29 millones, y dijo que esto se estaría aplicando en casos que podrían resultar dudosos y que no requieren de estar en una UCI.

Lea también: Choques en sector salud por uso de UCI: ¿Se están usando mal?

"En Cali están usando más las UCI que en el resto del país. Eso significa que cogen a un paciente y en vez de dejarlo en una cama normal, lo remiten directamente a la unidad de cuidados intensivos", escribió en su cuenta oficial de Twitter.

“El Valle del Cauca estaba doblando las cifras que se tenían a nivel nacional y cuando fuimos a revisar la canasta de servicios de pagos de UCI frente a una cama normal, vimos que mientras que una cama normal para un paciente de Covid-19 vale 15 millones (a la IPS), en una UCI vale casi 29 millones de pesos por 15 días”, dijo el senador.

Finalmente, Jiménez aseguró que no saben que clínicas con exactitud están adquiriendo está mala práctica por eso pidió la ayuda de la Superintendencia de Salud , que es la institución que maneja el registro del sistema de las clínicas en esa ciudad. "Nosotros sacamos esas conclusiones de los reportes que entrega el Ministerio”,

Lea también: Estrategia de alcalde de Barranquilla para liberar camas de UCI tras polémica

Alerta Naranja

Cabe recordar que el jueves el ministro de Salud, Fernando Ruíz, se pronunció sobre este mismo caso, y dijo que se pudo confirmar que existen unos incentivos en algunos hospitales y clínicas particulares en el país, para mantener a los pacientes en las UCI, más allá del tiempo que necesitan, lo que podría entenderse como una actividad desleal en medio de la crisis que vive el país.

En otras palabras, explicó que esta práctica se trata de un incentivo que busca mantener la cama ocupada del paciente de la unidad de cuidados intensivos para cobrar por los servicios propios del sostenimiento del enfermo, aún cuando este ya se encuentre recuperado.

Estas declaraciones cobran relevancia, justamente, porque en las UCI de la capital del país solo faltan 23 pacientes para que declaren la ciudad en alerta naranja.

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.