Imagen referencial // Foto: Archivo Colprensa



Una polémica ha surgido ante  la supuesta agresión verbal que sufrieron los integrantes del Deportivo Cali Sub-13 que participan en un Torneo de Fútbol que se disputa en Medellín.

Por medio de un comunicado, el elenco verdiblanco dio a conocer que tras finalizar el duelo ante Independiente Medellín, en donde los azucareros eliminaron a los antioqueños 2-0, esto habría originado que las barras del Medellín insultaran a los niños del Deportivo Cali lo que originó que se alteraran los ánimos dentro del escenario deportivo.

Sobre el tema Andrés Vargas, de la oficina de comunicaciones de la Corporación Los Paisitas, entidad que organiza el Torneo Pony Fútbol, admitió que sí se dieron las agresiones verbales pero que la situación no pasó a mayores.

"En un principio sí se escucharon desde las tribunas algunas palabras por los mismos hinchas y padres de familia en medio de la frustración de ir perdiendo pero esto no paso a mayores. En ningún momento se vio comprometida la integridad física de los niños y miembros del cuerpo técnico del Deportivo Cali. La presencia de la Fuerza Pública en todo espectáculo de este tipo es obligatoria y solo estuvieron acompañando al equipo en su salida de manera preventiva más que como medida correctiva para garantizar la seguridad de los deportistas participantes", indicó el organizador.

El Deportivo Cali hizo un llamado a seguir con el Juego Limpio que siempre ha caracterizado al festival que cada año se realiza en la capital antioqueña y más cuando los participantes son menores de edad.