“El material probatorio y las evidencias recopiladas en las investigaciones han determinado que el ELN sería el responsable de la desaparición de tres exintegrantes de las Farc en Santacruz de Guachavés (Nariño)”, explicó Martha Janeth Mancera Directora de Apoyo a las investigaciones y  y análisis contra la criminalidad organizada.

La funcionaria explicó además que la labor adelantada por más de 100 hombres de la fiscalía permitió recopilar evidencias y material probatorio que vincularían al ELN en el caso ocurrido en el municipio ubicado en le suroccidente de Nariño.

“Las desapariciones en Santacruz (Nariño) La Fiscalía conoció que la mañana del jueves 25 de enero de 2018, personas armadas, quienes se presentaron como guerrilleros del ELN, se llevaron a la fuerza a William Rivera, conocido en las desmovilizadas Farc como Emilio Sucre. El hombre estaba en un billar de su propiedad ubicado en la vereda La Florida en Santacruz (Nariño), fue intimidado y amarrado de manos. Las versiones obtenidas indican que Rivera fue reunido en una de sus fincas en zona rural del mismo municipio, junto a otros dos movilizados que lo acompañaban en diversas labores diarias e identificados como: Johan Silva Paz (Milton García) y José Luis Cortés Cabezas (Anderson Guerrero). De ahí fueron trasladados hasta un lugar desconocido. Días después, el 30 de enero de 2018, hombres con prendas y accesorios alusivos al ELN regresaron a la finca de William Rivera y le dijeron a su compañera sentimental que debía desalojar el bien, que era ocupado por su hijo y otros familiares, porque ese grupo guerrillero iba a tomar posesión del mismo”, narró la funcionaria judicial haciendo alusión al escabroso hecho violento..

La información entregada por la Fiscalía asegura que el día de hoy, 5 de febrero de 2018, un grupo de identificación humana de la Fiscalía y equipos forenses se trasladaron al lugar. “Inicialmente, sobre una lámina de concreto encontraron grabadas las iníciales de William Rivera, Johan Silva Paz y José Luis Cortés Cabezas. Tres cuerpos fueron exhumados y entregados al Instituto de Medicina Legal para las inspecciones y estudios forenses de rigor, con el propósito de tener absoluta claridad sobre las identidades y conocer las causas de las muertes”, se lee en el comunicado oficial.

En operaciones complementarias adelantadas con apoyo del ejército en la zona y en los lugares de trabajo y de vivienda del señor Rivera,  los investigadores se incautaron de abundante material de guerra entre el cual se destaca: 30 granadas de fragmentación, Un cañón de fusil punto 50, Cartuchos 9 mm y 12 granadas conocidas como beisboleras, además de material de intendencia que pertenecería al ELN.

 

“Estas evidencias y otras recaudas en el cursos de las indagaciones, dan cuenta que el ELN sería la organización responsable de la desaparición de los tres desmovilizados. La responsabilidad recaería sobre la compañía Jaime Toño Obando, del frente de guerra Comuneros del Sur del ELN. La hipótesis preliminar en poder la Fiscalía está orientada a un posible problema por cultivos ilícitos en la región”, concluye el informe de prensa.