Cargando contenido

La organización criminal sería propietaria de una droguería desde donde se suministraban los fármacos.

Después de 11 meses, unidades de investigación criminal en conjunto con la Fiscalía desarticularon la banda.
‘Los Psicodélicos’, se dedicaban a la fabricación, distribución y comercialización de drogas sintéticas en las ciudades de Cali, Bogotá, Medellín y el Eje Cafetero.
Cortesía Policía Metropolitana de Cali

La Policía de Cali desarticuló una banda dedicada a la comercialización ilegal de drogas sintéticas, liderada por una mujer, que se hacía pasar como veterinaria para poderlas distribuir los fármacos. 

‘Los Psicodélicos’, era el nombre de la banda delincuencial, encargada de vender estas drogas sintéticas en el centro y en el sur del país.

La captura de 15 integrantes de esta organización se dio después de once meses de investigación y de realizar 14 diligencias de registro y allanamiento en diferentes comunas de Cali. 

La líder de esta organización es conocida en el mundo delincuencial como 'Jeilou'. Ella fue capturada en una vivienda del oriente de Cali donde se identificó con un documento falso.

La mujer se encargaba de determinar las rutas de domicilio para la distribución de las drogas, en ciudades como Cali, Bogotá, Medellín y el Eje Cafetero.

Le puede interesarPadre de víctima de acción del Esmad, pide desmonte de esta unidad

"Además, tomaba la determinación de otras acciones delincuenciales como secuestro y tortura cuando no le pagaban el dinero de las drogas”, explicó el coronel Didier Estrada, comandante Operativo de la Policía Metropolitana de Cali.

Según las autoridades, la banda también sería propietaria de una droguería en la capital del Valle del Cauca, desde donde se suministraban, de manera irregular, fármacos de uso restringido y controlado que suelen ser utilizados para la elaboración de anfetaminas.

“Los propietarios de la droguería que fueron capturados en esta operación, vendían ilegalmente a la organización, los fármacos de control especial como Morfina, Clonazepam y Rivotril, medicamentos que solo deben suministrarse bajo prescripción médica", sostuvo el oficial.

Agregó que "entre los capturados también se encuentra una médica veterinaria, de nacionalidad extranjera, una ucraniana que se encargaba de fabricar las sustancias con precursores químicos como ketamina, mezcalina, metadona y clonazepam que traían desde el vecino país de Ecuador”.

Lea también:  Fiscal asegura que título de abogado de Julián Bedoya es falso

En la acción policial fueron incautados 6.500 gramos de marihuana, 51 dosis de cocaína, además de 110 pastillas de éxtasis, 1.800 pastillas de rivotril, 35 gramos de anfetamina, 14 frascos de popper, 23 frascos de morfina, dos armas de fogueo, 32 cartuchos, como también dinero en efectivo y siete celulares.

Los capturados fueron dejados a disposición de la Fiscalía por los delitos de concierto para delinquir, tráfico, fabricación y/o porte de estupefacientes, secuestro, tortura, extorsión, amenazas y cohecho. De los 15 detenidos, 14 fueron enviados a la cárcel y uno fue cobijado con casa por cárcel.  
 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido