Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Cae red internacional de trata de personas liderada por una mujer en Cali.
La red criminal era liderada por Daniela Botina Ocampo, alias La Barbie, quien llegó a Colombia a finales de 2019 para pasar las festividades de fin de año con la familia.
Cortesía Fiscalía General de la Nación

En la ciudad de Cali y en los departamentos de Cundinamarca, Santander y Quindío, la Fiscalía realizó operativos en los que desarticularon una red de trata de personas que engañaba a mujeres para enviarlas a China con fines de explotación sexual.

Entre las siete personas capturadas se encuentra Daniela Botina Ocampo, alias 'La Barbie', líder de la banda y quien llegó a Colombia a finales del año 2019 para pasar las festividades de fin de año con su familia.

Esta mujer tenía previsto regresar a China en enero, pero por el cierre de fronteras en ese país por la COVID-19, tuvo que quedarse en Cali. Pese a esta situación la mujer junto con otras personas, se encargaban de contactar jóvenes en redes sociales, vía WhatsApp y utilizando una casa de citas con sede en Bucaramanga donde hacían los primeros contactos. 

“Fueron capturadas siete personas, integrantes de esta estructura criminal, mediante ocho diligencias de registros y allanamientos, por los delitos de trata de personas y concierto para delinquir. Dentro de los capturados se encuentra la persona conocida como 'Dania', 'Manuela' o 'Barbie', líder de la organización, encargada de coordinar y cosificar a las víctimas”, señaló el coronel Gelber Hernando Cortés, subdirector de la Dijín. 

Le puede interesar: Autoridades del Valle cerrarían sectores económicos si aumentan casos de COVID

Cortés indicó que esta organización delincuencial venía delinquiendo desde el 2015 en las ciudades de Medellín, Bucaramanga, Cali y Armenia, donde captaban a las mujeres mediante la modalidad de engaño y falsas ofertas laborales, para luego instrumentalizarlas y comercializarlas sexualmente en el exterior.

Las investigaciones señalan que al menos 30 jóvenes de estas ciudades resultaron víctimas de la banda. También fueron afectadas mujeres migrantes que estaban en el país.

“Una vez eran contactadas las jóvenes, mediante una casa de citas, con sede en Bucaramanga, les hacían estudios fotográficos y las convencían de aceptar propuestas para modelar prendas de vestir en China, a cambio de millonarios dividendos, cuando ya estaban en este país, las mujeres eran privadas de su libertad y sometidas a toda clase de vejámenes sexuales, actos que constituyen una violación a los derechos humanos y la dignidad humana”, agregó el oficial.

Las víctimas eran sometidas diariamente a ejercer la prostitución, llegando a tener tarifas por sus servicios que oscilaban entre 100 a 500 dólares, dinero que les era descontado por una supuesta deuda que era adquirida inicialmente de aproximados 14.000 a 20.000 dólares por concepto de tiquetes y el permiso para trabajar.

Lea también: Minsalud definió los protocolos para el uso de las piscinas 

Las mujeres primero viajaban desde Bogotá a Madrid, España, posteriormente, eran trasladadas a Ámsterdam, Holanda, y, desde allí, a Beijing, China.

Otros cinco presuntos integrantes de la red fueron detenidos en los departamentos de Cundinamarca, Santander y Quindío. Entre tanto, bienes avaluados en $1500 millones, los cuales pertenecen a los presuntos integrantes de la red de trata de mujeres, fueron incautados. 
 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.