Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Capturas Chocó
Las actividades operativas continúan en la zona
Policía Nacional

Autoridades administrativas y de Policía han incrementado el trabajo y los operativos contra los grupos armados organizados y las bandas criminales, dedicadas al tráfico de drogas en Chocó, Cauca y diferentes regiones del país.

Entre esas acciones, el Gaula de la Policía Nacional ha realizado durante varios meses, seguimiento a los pasos de una banda delincuencial, que sería la principal responsable de la violencia en el municipio de Quibdó (Chocó) en los últimos años.

Lea también: Se registran combates entre el Ejército y el ELN en el sur de Bolívar

La organización criminal fue identificada por las autoridades como ‘Los Mexicanos’ y está relacionada a delitos como reclutamiento forzoso de menores de edad, sicariato, extorsión y tráfico de drogas.

Según explicó el brigadier General Fernando Murillo Orrego, director de Antisecuestro y Antiextorsión, tras diferentes operativos realizados en la capital de Chocó, fue capturado Keison Sánchez Romaña, alias 'Mello', segundo al mando de ‘Los Mexicanos’, el cual estaba cumpliendo una sentencia con detención domiciliaria, y aun así, seguía coordinando las acciones criminales, especialmente lo que tiene que ver con empresas de giros, a quienes hace algunos días intimidaron con disparos en tres puntos diferentes de la ciudad.

“En desarrollo de estos operativos también fueron capturados otros cinco integrantes del grupo delincuencial, entre los que están: alias 'Cheo mini', 'Leider', 'Mono' y 'Jhon H” y “papi', este último indiciado por dos homicidios, en los meses de marzo y abril de este año, lo cual se encuentra en proceso de indagación”, explicó el alto oficial.

Lea además: Capturan a presuntos asesinos de líder social y su familia en el Cauca

El accionar de esta banda creció en los últimos años. Por esa razón, las autoridades aseguran que empezaron a reclutar más personal en la zona, “sin importar si eran niños o adultos. A los menores era mucho más fácil deslumbrarlos con las armas de fuego y las promesas de grandes dividendos productos de las rentas ilícitas, que harían sacar de la pobreza a sus familias”.

De esa manera, comenzaron los atentados contra comerciantes y establecimientos que se negaban a pagar las pretensiones económicas o extorsiones de este grupo delictivo.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.