Cargando contenido

En Valle del Cauca 2.897 personas desmovilizadas se acogieron de manera voluntaria al proceso de reintegración.

Reintegrados de grupos armados
Agencia para la Reincorporación y la Normalización, ARN

En un acto simbólico y emotivo, 46 excombatientes de grupos armados al margen de la ley culminaron su proceso de reintegración y marcaron su paso a una nueva etapa de sus vidas en la legalidad.  

Estos hombres y mujeres desmovilizados residentes en Cali y municipios del Valle del Cauca, se acogieron al programa de reintegración que lidera la Agencia para la Reincorporación y Normalización (ARN) en el departamento. 

Carmenza López, quien culminó su proceso de reintegración que inició hace seis años, aseguró que ahora le apuesta a la consolidación de la paz en el país como una forma de retribuirle a la sociedad el daño causado por la guerra.

“Es sentir que le he cumplido a Colombia, que de alguna forma he reivindicado ese daño que pude haber hecho por haber pertenecido a un grupo armado”, expresó Carmenza.

Le puede interesar: Procuraduría y Defensoría alertan por desplazamiento forzado en el Pacífico
 
Jorge Durán, quien había hecho parte de un grupo armado con la ilusión de cambiar la realidad del país, invitó a quienes aún siguen en las armas a que se desmovilicen e ingresen a un proceso de reintegración, para que como él busquen una nueva forma de luchar por Colombia, pero desde la legalidad.

Al país no sólo lo afectan los grupos armados, sino las malas decisiones de las personas. En nuestro caso, el tomar un arma y hacer justicia o reclamar las cosas por medio de las armas no es la manera”, dijo Jorge.

La Coordinadora de la Agencia para la Reincorporación y Normalización en el Valle de Cauca, María Isabel Barón, afirmó sentirse orgullosa de ser parte de este proceso transformador de vidas y de realidades, porque se le está apostando a la paz del país.

“Para nosotros es un acto muy importante porque es la muestra que estas personas están realmente comprometidas, hicieron su proceso y hoy son ciudadanos sostenibles en la legalidad”, aseguró la funcionaria, quien añadió que la reintegración es un proceso que ha demostrado ser exitoso.

“Este es un proceso rentable social y económicamente para los colombianos. De las personas que salieron de este proceso, el 76% siguen en la legalidad, una cifra inversamente proporcional al sistema penitenciario”, puntualizó la coordinadora regional de la ARN.

Le puede interesar: Defensoría alerta por creación de nuevos grupos ilegales en el Pacífico

En el Valle, a junio de 2019, 828 ciudadanos desmovilizados terminaron su proceso de reintegración. Por su parte, 742 excombatientes están cumpliendo este programa de reintegración en el departamento, luego de abandonar grupos armados ilegales.
 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido