Fotografía de archivo

    [imagewp:26305] Fotografía de archivo 35 mil unidades de licor adulterado y de contrabando fueron destruidas por técnicos de la Gobernación del Valle del Cauca. El subdirector de Rentas, Edwin Collazos, manifestó que ese material se decomisó en allanamientos realizados en 42 municipio de la comarca. Así mismo, la pérdidas fueron evaluadas en 300 millones de pesos. "El licor fue derramado en tanques que contienen arena. Con el paso del tiempo el líquido se evaporará", sostuvo el funcionario. Entre tanto, este material fue incautado en el año 2012 hacía atrás. No fue posible destruir lo con anterioridad porque los propietarios del mismo interpusieron acciones judiciales con el fin de recuperar el licor.