Cargando contenido

Los familiares de los exdiputados señalaron que con la reconciliación se pudo dejar el odio hacia los victimarios.

Hace 12 años fuieron asesinados
La iglesia de Cali le realizará un homenaje a los asambleístas del departamento.
RCN Radio

Este martes se cumplen doce años desde que esposas, hijos y madres están sin su seres queridos, los once exdiputados del Valle del Cauca quienes, cinco años después de haber sido secuestrados, fueron asesinados por la entonces guerrilla de las Farc.

Fabiola Perdomo, esposa de quien era el presidente de la Asamblea del Valle del Cauca, Juan Carlos Narváez, dijo que “el haber perdonado a los que cometieron el crimen fue un hecho importante para pasar la página y sanar, pero no quiere decir que hemos olvidado lo que les pasó”.

A pesar del perdón, los familiares de los exdiputados esperan que la JEP sancione a los responsables. De hecho, Fabiola Perdomo cree que una de estas sanciones debe ser que se ordene la construcción de un colegió en el corredor entre los municipios de Pradera y Florida, construido por los propios guerrilleros, incluyendo a sus jefes.

El representante a la Cámara Jhon Jairo Hoyos, hijo de uno de los diputados asesinados, Jairo Hoyos Salcedo, indicó que los once asambleístas asesinados fueron unos luchadores de la democracia.

Le puede interesar: El expresidente de la UEFA, Michel Platini, fue detenido en Francia

"Hoy rendimos tributo y homenajes a los diputados, quienes siempre quisieron, desde su cautiverio, que el gobierno buscará una salida dialogada al conflicto. Esa siempre fue su petición al pueblo colombiano y al presidente de la época", señaló Hoyos, quien  agregó que hoy luchan por alcanzar esa paz.

Cabe recordar que el representante a la Cámara fue objeto de señalamientos cuando saludó a Jesús Santrich, tras su posesión en la curul en el Congreso.

"Siempre que acudimos al odio y la venganza como manera de saciar nuestro dolor, generamos más violencia. Los hijos de los diputados, algunos le hemos apostado a la reconciliación", agregó Jhon Jairo Hoyos.

Para otro de los hijos de los diputados víctimas del conflicto armado, como Sebastián Arismendi, hijo de Héctor Fabio Arismendi, este es un día de tristeza que solo la reconciliación ha ayudado hacer más llevadera.

"En esta eucaristía no solo pedimos por el descanso de las almas de los diputados, también pedimos por todos los vallecaucanos, para que desarmen sus corazones; Colombia ya no aguanta tanto dolor. A veces veo las redes sociales y veo que quienes tienen más armado su corazón, son quienes no han vivido este flagelo, este dolor", indicó el hijo de la víctima.

Lea tambiénEn 60 municipios se han concentrado los homicidios de líderes sociales: Duque

Para Arismendi, quien tenía cuatro años y medio cuando se registró el secuestro de su padre, vivir todos estos años sin la presencia o figura paterna ha sido un duro golpe. "Fue muy complicado no tener a mi padre de cerca; es duro hacer una imagen de un héroe, como muchos me lo describieron, y nunca haberlo tenido a mi lado".

Con una eucaristía en la Catedral de San Pedro, en el centro de Cali, se conmemorarán los doce años del asesinato de once de los doce diputados del Valle del Cauca, secuestrados por la entonces guerrilla de las Farc. La ceremonia será oficiada por el arzobispo de Cali, monseñor Darío de Jesús Monsalve.

"Esta es una ocasión para reafirmar mi solidaridad con las familias de los diputados, pero también para felicitarlos porque los parientes de las víctimas, en su mayoría, han valorado el perdón", señaló monseñor Monsalve.

El jerarca católico agregó que la actitud de la mayoría de los familiares de las víctimas de este lamentable hecho ha sido esperanzadora. "Mientras existe gente pedaleando para que no se perdone, para que se mantenga la rabia, el rechazo y el odio, ellos han sido promotores del perdón y la reconciliación".

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido