Cargando contenido

Foto RCN Radio.

 

Dos mujeres que fallecieron en las últimas horas en Cali, habían adquirido la bacteria Ralstonia Picketti, según denunciaron sus familiares.

Las víctimas fueron atendidas en la clínica Davita, donde se detectó esta bacteria y fallecieron en la mañana de este martes.

El primer caso se trata de Gilma Ospina Gómez, de 65 años, quien el pasado puente festivo fue atendida en la clínica ya que le estaban realizando un tratamiento de diálisis y al presentar complicaciones de salud fue remitida al Hospital Universitario del Valle, donde falleció.

El otro caso tiene que ver con la joven María Alejandra Mejía, de 23 años, quien según su madre Olga lucia González, cuando llegó a la  clínica Davita adquirió la bacteria, aunque reconoce que desde hace meses venia su hija venia presentando deterioro en su salud debido a la falta de medicamentos para que sus riñones funcionaran adecuadamente después de un trasplante al que fue sometida.

“Mi hija en el año 2014 fue trasplantada de riñón y le duro dos años, Salucoop nunca le daba los medicamentos a tiempo y empezó la niña con el rechazo, hace más o menos un año la niña entro a diálisis a la clínica Davita y adquirió una bacteria en los pulmones, estuvo en la UCI y los médicos me dijeron que era positiva con la bacteria Ralstonia Picketti, no es justo lo que le paso a mi hija”, expresó la progenitora.

Las familias de ambas mujeres esperan que las autoridades de Salud del departamento, hagan el análisis correspondiente a estos dos casos, para conocer cuáles fueron las causas exactas que causaron su muerte.

Cabe recordar que en un nuevo comunicado, la Secretaría de Salud del Valle precisó que en el periodo del brote entre el 11 de diciembre de 2017 y 8 de enero de 2018, se han registrado cinco muertes de pacientes que eran atendidos en Davita, de las cuales solo un caso está relacionado con la presencia de la bacteria, otro de los decesos aún está en estudio y es evaluado por el equipo de especialistas.

Los demás responden a una complicación del estado de salud de quienes estaban siendo atendidos en el centro hospitalario.