Los soldados Rubén Dario Tarapuéz y Armido Jiménez, se recuperan de heridas sufridas en sus brazos y piernas, luego de la activación de una carga explosiva, detonada en el momento en el que se movilizaba en operaciones de patrullaje sobre la vía que comunica con el sector de El Palo en el Municipio de Caloto al norte del Cauca. La carga explosiva fue activada a través un celular de acuerdo a lo señalado por el ejército, que no responsabilizo a ninguna agrupación de este hecho. Los uniformados pertenecientes a la Fuerza de tarea Apolo habían realizado antes del ataque, la desactivación de tres cargas explosivas.