Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Heridos CRIC
Foto suministrada a RCN Radio

Abelardo Liz, reportero indígena de de la emisora comunitaria Nación Nasa del municipio de Corinto y el comunero Jhoel Rivera, murieron al recibir disparos de fusil en medio de un procedimiento de desalojo que adelantaba la fuerza pública en la vereda El Barranco de esta población ubicada al norte del Cauca.

Los indígenas que ocupan predios privados en lo que denominan como “liberación de la madre tierra”, denunciaron que primero el Escuadrón Móvil Anti Disturbios (ESMAD), destruyó cultivos y cambuches en los que se encontraban  y luego el ejército disparó contra la comunidad dejando dos muertos y un herido.

Lea también: Dos indígenas murieron en choques con la fuerza pública en Corinto (Cauca) 

“Una vez más queremos hacer un llamado al Gobierno Nacional para que respete la vida. Nos es posible que la fuerza pública asesine a comuneros indígenas especialmente a nuestro comunicador, a la libertad de prensa, él estaba registrando las actuaciones de la fuerza pública”, señaló Aida Quilcué, consejera de la Organización Nacional Indigena de Colombia (ONIC).

Tras los hechos el General Marco Vinicio Mayorga, comandante de la Tercera División del Ejército, se pronunció y aseguró que sus tropas no dispararon contra los nativos. 

Incluso dijo que había disidentes de las Farc, camuflados dentro de las comunidades indígenas, por lo que cree que los proyectiles que acabaron con la vida de estas dos personas fueron disparados por los disidentes. 

“Se presentó un ataque a la tropa por parte de integrantes de la Columna Móvil Dagoberto Ramos, los cuales se encontraban camuflados  dentro de la comunidad indígena hurtando material de comunicaciones e intentando secuestrar la tropa, lo  que provocó la reacción de las unidades”, detalló el general. 

Encuentre aquí: Defensoría del Pueblo advierte por "inminente riesgo" para habitantes de Nariño y Cauca

De igual forma confirmó que los hechos son materia de investigación y que la fiscalía delegó un equipo especial para poder esclarecer lo sucedido. 

La Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) condenó el asesinato del reportero de la emisora indígena y le solicitó a las autoridades que investiguen a los responsables de estos hechos con el fin de emitir las sanciones correspondientes.  
 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.