Cargando contenido

Imagen referencial // Foto: Archivo Colprensa


El Ejército confirmó que las acciones violentas ocurridas en el norte del Cauca y que dejaron seis personas muertas, corresponden a enfrentamientos entre miembros de las antiguas columnas móviles Jacobo Arenas y Miller Perdomo de las Farc y que hoy hacen parte de las disidencias.


A través de un comunicado la Tercera Brigada del Ejército reveló que en las zonas en las que fueron hallados los cuerpos de los seis campesinos se presentó un enfrentamiento entre los disidentes, denominados por las autoridades como grupos residuales y se debió por un supuesto control de las actividades ilícitas relacionadas con el narcotráfico.


Los militares que llegaron al lugar una vez fueron denunciados los hechos por parte de la población civil y las comunidades indígenas, sacaron los seis cuerpos sin vida trasladándolos hasta el municipio de Santander de Quilichao en donde se desarrollarán las labores forenses acompañadas de acciones de policía judicial.


De acuerdo con el Ejército se mantiene la presencia de los uniformados en varios de los corregimientos en donde se presentaron los enfrentamientos, con el objetivo de evitar nuevas alteraciones del orden público.