Cargando contenido

Se trata de la Finca Alejandría, reconocida por tener el mayor registro de aves en el mundo.

"paraíso de los colibríes
Aves del "paraíso de los colibríes" se han visto afectadas.
Colprensa

La finca Alejandría, reconocida internacionalmente por ser el lugar con mayor número de aves para avistamiento, pide ayuda para su sostenimiento y la alimentación de los animales que habitan allí, debido a la crisis por el coronavirus.

Ubicada en el kilómetro 18 en la vía al mar de Cali, la finca cuenta con 347 especies de aves, de las cuales 32 son sólo de colibríes.

Le puede interesarFenalco Valle pide al Gobierno la reapertura de los centros comerciales

“Está considerado como uno de los mejores lugares del mundo para hacer avistamiento de aves y para los profesionales que vienen a hacer documentales, como la National Geographic y Animal Planet, de los cuales saben que es un sitio con el mayor registro de aves en el mundo”, aseguró Raúl Nieto, propietario de la Finca Alejandría.

Sin embargo, el lugar se ha visto perjudicado por la pandemia de la COVID-19, debido a que se sostiene del ecoturismo.

“Esto afecta a que ahora, hoy en día, la situación se haya dificultado porque no sólo es alimentación en lo que corresponde a banano y azúcar; o sea, el mantenimiento del sitio absorbe una cantidad de dinero muy grande, del cual no contamos ningún tipo de apoyo ni nada, básicamente, estamos agotando nuestras reservas de recursos”, señaló Raúl Nieto.

En cuanto a los colibríes, la Finca Alejandría tiene dispuestos 60 cebaderos de los cuales ellos consumen aproximadamente 380 litros de agua diario y un total de 750 kilos de azúcar por mes.

Por su parte, para las otras especies de aves como tángaras o tucanetas, hay dispuestas mesas en las que se depositan bananos para ellos; son en promedio 250 bananos diarios.

Le puede interesarNuevamente fue hostigada la Policía en Caldono, Cauca

“Aquí no solamente estamos enfocados en el cuidado y la alimentación de las aves, sino que también hemos contribuido al crecimiento de la población de los animales, gracias a la reforestación que hemos hecho en la zona”, dijo su propietario.

Los dueños de la finca piden a las autoridades ambientales y a la industria azucarera ayuda para el sostenimiento, especialmente en la alimentación de las aves que es banano y agua azucarada y puedan continuar con su labor de protección del hábitat de los animales.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido