Según el mandatario local de ese municipio chocoano el operador es quien debe solucionar los problemas eléctricos.

Sin luz
Imagen Referencial
Colprensa

Desde hace dos meses los habitantes de Bojayá, en el Chocó, están sin servicio de energía producto del mal estado de las plantas eléctricas. Debido a esto, gran parte de las actividades se encuentran paralizadas ya que la ciudadanía decidió irse a paro por cuenta de la suspensión eléctrica que viven desde el pasado 25 de diciembre.

Según el alcalde, Jeremías Moreno, la suspensión se dio luego de que se averiara la única planta del pueblo que no sólo dejó sin electricidad a todo el casco urbano, sino también sin acueducto. “En diciembre se dañó una planta y el operador la reparó en enero, funcionó una semana y se dañó. Esa plantas funcionan con diésel y tienen problemas de uso”, recalcó. 

Así mismo sostuvo que se está reparando una parte de la planta para garantizar al menos doce horas de electricidad nuevamente, y que están gestionando los recursos para adquirir otro de estos equipos al final del mes para suministrar 20 horas de iluminación.

“Hay una empresa de energía privada que es la que tiene la operación del servicio, ellos dicen que un bloque de una de plantas ya está reparado, que ya lo enviaron y mañana ya estará aquí para que el lunes se pueda restablecer el servicio en un 50% del municipio”. 

Finalmente recalcó que la comunidad no levantará el paro hasta tanto una comisión del Gobierno haga presencia y resuelva esta problemática. 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido