Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Torre de Emcali
Cortesía Emcali

Luego de que la Fiscalía General de la Nación revelará en una audiencia que el contratista Emilio Tapia, envuelto en el escándalo de contratación con la Unión Temporal Centros Poblados, también habría tenido contratos con las Empresas Municipales de Cali, (Emcali), dicha empresa manifestó que durante la actual administración del alcalde Jorge Iván Ospina, no se han firmado contratos con ninguna razón jurídica que se denomine Centros Poblados.

Emcali señaló además que, funcionarios de la gerencia de abastecimiento estratégico y financiero han revisado la base de datos de los proveedores y del área de pagos de los procesos de contratación de los años pasados, y hasta la fecha no se han encontrado transacciones o movimientos con la empresa ya mencionada. 

Le puede interesar: Representantes de Centros Poblados “indujeron al error” a los funcionarios del MinTIC, advierte la Fiscalía

“Con el objetivo de establecer si en algún momento hubo relación contractual con Centros Poblados, se ha revisado la base de datos del máster de proveedores  y la base de datos de los procesos de contratación de los años 2020 y lo que va de 2021 y hasta ahora no hay registro de ningún movimiento con dicha empresa”, señaló Carlos Olmedo Arias, secretario general de Emcali.

El funcionario, agregó que los archivos de Emcali, quedan a disposición de las autoridades competentes, con el fin de que hagan las verificaciones correspondientes.

“Toda la información de la contratación de la empresa, el registro de proveedores esta a plena disposición de los organismos de control y si nosotros llegamos a encontrar alguna evidencia de haber tenido alguna relación contractual con Centros Poblados lo pondremos en conocimiento de las autoridades”, agregó. 

Lea también: "No todas las personas que participaron en el paro son del ELN": Alcalde de Cali

Durante dicha audiencia, la fiscal presentó apartes de las pruebas documentales y testimoniales que permiten inferir que existió un plan entre tres contratistas entre ellos Emilio Tapia, para afectar el proceso licitatorio y recibir el contrato avaluado en 1.3 billones de pesos y que tenía como objetivo la instalación de 7.277 centros digitales para brindar internet en planteles rurales del país, aunque no contaban con la experiencia ni tenían el conocimiento para crear redes en las zonas apartadas de Colombia. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.