Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Emcali referencia
Contraloría General realiza control fiscal de Emcali.
Cortesía Emcali

Las Empresas Municipales de Cali (Emcali) iniciaron la suspensión del suministro de energía a la multinacional Claro, pues a la fecha les deben facturas por más de $18.000 millones. 

A través de un comunicado, señalaron que Claro debe hacer pagos a Emcali por el uso de energía en equipos instalados en postes de la ciudad, para poder generar señales de televisión e Internet.

En ese sentido, precisaron que se han agotado todas las instancias administrativas y legales en el proceso de cobro a la multinacional, pues la deuda alcanzó los $18.196 millones de pesos.

Le puede interesar: Presidencia emitió directiva para evitar conflictos de intereses en contratación

“Hoy 18 de enero, se inició la suspensión del suministro a equipos instalados en nuestras redes. En este caso se ha cumplido con el debido proceso y luego de la notificación de la Superintendencia de Servicios Públicos, en la que advierte que no tiene potestad para resolver el recurso de reposición interpuesto por ese operador y la negativa de este para cumplir con sus obligaciones con EMCALI, se inició la desconexión del servicio”, señala uno de los apartes del comunicado.

Cabe mencionar que a partir del año 2018 la unidad de control de energía de Emcali inició un proceso de reorganización estratégica, dentro de las que estaba la revisión de la medida de los cables operadores que operan en Cali, Yumbo y Puerto Tejada.

De esta manera, se logró identificar una serie de situaciones irregulares consistentes en el uso del servicio de energía a través de líneas directas clandestinas que alimentaban equipos denominados “fuentes de poder”, los cuales eran utilizados para distribuir el servicio de telefonía-televisión.

“Dichos equipos, fuentes de poder, de propiedad del operador COMCEL SA, estaban siendo operados utilizados usando el servicio de energía desde la red eléctrica de EMCALI, sin contar con la debida autorización y/o permisos. Es decir, era una situación desconocida y totalmente ajena para EMCALI la cual tan solo fue posible detectar en el año 2018, producto de las múltiples y constantes acciones operativas desarrolladas por la unidad de control de energía”, agregó la empresa. 

Lea también: Una semana después basuras siguen desbordadas en Capurganá, según comunidad

Debido a esta situación, la entidad determinó las pautas para registrar la cantidad de equipos en uso que estaban sin permiso, como también el tiempo que estuvieron en uso y el aforo de energía consumida por cada equipo, encontrando 172 equipos no censados y en uso, además de 668 equipos para reaforar, con un consumo promedio por equipo por el orden de los 643,5 kWh al mes.

Se estima que más de un millón de caleños se verían afectados por esta suspensión, quedándose sin los servicios de telefonía, internet y televisión. Estos trabajos ya iniciaron en el sur de la ciudad en barrios como el Ingenio y El Caney.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.