Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

En Cali fueron cerrados temporalmente cinco establecimientos, que violaban las normas de prevención por COVID-19.
En materia de movilidad, el parte fue positivo, debido a que la circulación en automotores mostró una reducción, en comparación con pasados puentes festivos.
Cortesía Alcaldía de Cali.

La Policía Metropolitana de Cali dio a conocer que, pese al toque de queda y la ley seca, decretados por la Alcaldía para contener la propagación acelerada de la COVID-19, durante este puente festivo fueron intervenidas 165 reuniones sociales en vía pública, y unas 350 al interior de las viviendas.

De acuerdo con el balance entregado, las autoridades recibieron 20.100 requerimientos ciudadanos, durante las tres jornadas, entre ellos 3.506 casos de alteración a la tranquilidad y 817 riñas.

“Hay que señalar de que de todas las solicitudes recibidas, algunas de las llamadas corresponden a hechos inexistentes, repetidos o solicitud de información, por ende se atendieron de manera prioritaria 7.150 casos en el área Metropolitana", sostuvieron las autoridades. 

Lea además: ¿Se acaban las EPS? la propuesta de la nueva reforma a la salud

Indicaron que "de las  817  riñas que se intervinieron, 295 fueron por violencia intrafamiliar, mientras que 3.506 de las diferentes llamadas, corresponden a situaciones de alteración a la tranquilidad ya sea por sonidos a alto volumen o escándalos”.

En las diferentes comunas de la ciudad, se impusieron 650 comparendos por incumplimiento de las normas por la emergencia sanitaria.

A pesar de estas cifras, las autoridades evidenciaron una disminución en estos comportamientos, comparando los resultados obtenidos con otros fines de semana.

Le puede interesar: Plan de recompensas para combatir accionar de grupos residuales en el centro del Valle

Los controles se adelantaron con el acompañamiento de las secretarías de Seguridad, Movilidad y Gestión para el Riesgo, con el fin de garantizar el cumplimiento del protocolo de bioseguridad establecido por el Gobierno Nacional.

Entre tanto, con la Secretaría de Salud y la Policía, realizaron un seguimiento en los diferentes hoteles, moteles y salas de masajes de diferentes comunas de la ciudad, para garantizar que no se incumplieran las medidas sanitarias y es así como se hizo el cierre temporal de cinco establecimientos, que violaban las normas de prevención por la COVID-19.

En estos lugares fueron descubiertas al menos 71 personas a quienes se les aplicó comparendos por el incumplimiento de la medida sanitaria. Cabe resaltar que algunos de estos sitios han estado implicados en fiestas clandestinas y otros hechos de desobediencia en época de cuarentena”, indicaron las autoridades. 

En materia de movilidad, el parte también ha sido positivo, dijo el secretario William Vallejo, quien afirmó que la circulación en automotores mostró una reducción, en comparación con pasados puentes festivos.

"Hubo un par de sectores donde fueron necesarias intervenciones en vía, se ha hecho la revisión de documentos, y hay algunas inmovilizaciones", detalló.

Por su parte, el secretario de Movilidad del Valle del Cauca, Andrés Lañas, señaló que las autoridades desde el pasado viernes hasta la fecha, han impuesto 250 comparendos a personas que han violado las medidas de tránsito, en los 21 municipios que cuentan con esta dependencia, especialmente por movilizarse sin la documentación del vehículo.

De igual manera, se reportó una significativa reducción en accidentes de tránsito, ya que solo se han registrado cuatro accidentes, sin dejar personas fallecidas y solamente daños de latas.
 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.