Cargando contenido

Las autoridades tradicionales se declararon en emergencia humanitaria y van a permanecer en asamblea permanente.

Minga Indígena
Comunidades indígenas del norte del Cauca
Foto cortesía CRIC Cauca

Tras el asesinato de dos integrantes de la guardia indígena en el norte del departamento del Cauca, las 126 autoridades tradicionales se reunieron en el Resguardo de Toéz, municipio de Caloto y tras analizar la difícil situación decidieron declararse en emergencia humanitaria para mantener encendidas las alertas en los territorios, mientras se toman medidas que permitan garantizar la seguridad. 

En el ataque con disparos de fusil contra un bus escalera y una camioneta, Kevin Mestizo Coicué y Eugenio Tenorio perdieron la vida, mientras que cinco indígenas más resultaron heridos. 

Lea también: Dos muertos tras nuevo ataque a guardia indígena del Cauca

Harold Secué, consejero de la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca (ACIN), dijo que quienes los están asesinando son jóvenes indígenas utilizados las disidencias de las Farc.

La estrategia del narcotráfico que ha entrado a nuestros territorios usando nuestras familias, nuestras necesidades, nos está llevando a un conflicto interno. Los que nos están asesinando también son indígenas, afros y los que estamos cayendo en estos asesinatos es la población vulnerable del país”, afirmó el consejero. 

De acuerdo a los nativos, en lo corrido del año son 35 los homicidios registrados dentro de los resguardos, de los cuales 16 corresponden a indígenas que ejercían algún tipo de liderazgo y 4 eran integrantes de la guardia indígena. 

De otro lado de las más de 50  amenazas contra las comunidades indígenas del norte del Cauca, 38 se han realizado a través de panfletos, los últimos  3, haciendo alusión al cartel de Sinaloa. 

Encuentre aquí: Defensor del Pueblo condenó atentados a guardia indígena en el Cauca

El gobernador del departamento Osar Rodrigo Campo, afirmó que las investigaciones realizadas han permitido determinar que hay un grupo organizado residual de las Farc, que es señalado de ser el responsables de los asesinatos de indígenas. 

“Trabajamos con las distintas fuerzas para que el grupo organizado residual Dagoberto Ramos, no siga intimidando y asesinado comuneros en el norte del departamento”, expresó el mandatario. 

Por último comunidades afrodescendientes ofrecieron su acompañamiento a los indígenas a través de la guardia cimarrona del norte del Cauca. 
 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido