Cargando contenido

Foto Colprensa

 

A pesar de la exitosa sustitución de cultivos ilícitos en tres zonas del norte y occidente del Valle del Cauca, las autoridades iniciarán la erradicación manual de matas de coca en el área montañosa del municipio de Jamundí, al no lograrse un acuerdo con los campesinos de esta localidad del sur del departamento.

Así lo anunció la gobernadora del Valle Dilian Francisca Toro Torres, luego de que resultaran infructuosas las conversaciones con los campesinos de la parte alta de dicha población, con quienes aseguró se tuvieron tres reuniones el año pasado que no llegaron a feliz término, aunque está pendiente una última negociación para llegar a un acuerdo.

La mandataria afirmó que no se puede permitir que haya control territorial del narcotráfico, ni de la delincuencia en las montañas de Jamundí, por eso ahora vendrá la intervención del Estado a través del Ejército y la Policía, quienes adelantarán las labores de erradicación de estos cultivos ilícitos.

La gobernadora agregó que el Valle es ejemplo nacional de sustitución de cultivos en el norte del departamento, donde 900 campesinos de los municipios de El Dovio y Bolívar están trabajando organizadamente para sustituir la coca de manera voluntaria, al igual que en la localidad de Dagua, donde a pesar de no contar todavía con los recursos de la nación, ya se está realizando la misma labor que en el norte.