En las últimas horas Dora Lilia Gálvez, quien se encuentra recluida en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital San José del municipio de Buga, fue sacada del coma inducido en el que se encontraba, pero su estado de salud sigue siendo grave. Así lo manifestó su hermana, Francy Elena Gálvez, quien indicó que entre las lesiones más graves esta el trauma craneoencefálico severo, el sangrado cerebral que presenta y las quemaduras múltiples en I y II grado. “Mi hermana sigue muy grave ayer se complicó y hoy domingo los médicos lograron estabilizarla, ellos ya la sacaron del coma inducido en el que permanecía pero el problema es que ella no responde todavía, lo que dicen ellos es que ella misma debe empezar a reaccionar y no lo ha hecho, así puede durar horas o hasta días”, puntualizó Francy Elena. Hasta el momento las investigaciones se adelantan bajo varias hipótesis, entre ellas  una retaliación por el cobro de una deuda a un “gota a gota” o  si se trató de un tema relacionado con homofobia, ya que hace diez años la víctima había tenido una relación con una mujer. Se espera que esta semana llegue desde Bogotá a Buga un grupo de la Unidad de Análisis de Comportamiento Criminal de la Fiscalía para apoyar la investigación.