Foto referencial de Ingimage

Incómoda e indignada se encuentra una familia caleña luego de que una docente obligara a un estudiante de 14 años a tomar clases en el piso, toda vez que, por su obesidad, había dañado cinco pupitres. Janeth Olivar, madre del alumno discriminado denunció que su hijo “fue humillado y maltratado psicológicamente". De la misma manera sostuvo que el hecho ha causado, además de indignación, afectación al interior de su familia porque nunca esperó una reacción irregular de una profesora. "La rectora del colegio se apersonó del caso, pero el mismo no avanza; iIncluso, ni siquiera han pedido disculpas", comentó la mamá del menor afectado. También aseguró que una vez concluya el periodo académico el joven será retirado de la institución para evitar más burlas y mayor afectación psicológica. "Mi hijo no quiere verse expuesto a nuevas humillaciones", enfatizó la señora Olivar. Al mismo tiempo denunció que la compañera de salón que grabó el vídeo y lo subió a las redes sociales, fue sancionada, al punto que está recibiendo clases extramuro. "Yo no estoy de acuerdo con esta situación. Gracias al vídeo se pudo destapar este problema. A la niña la apartaron de sus compañeros y del aula", señaló la mujer. El joven víctima de discriminación cursa séptimo grado en el colegio Juana de Caicedo, en el barrio La Base, al oriente de Cali. Entre tanto se supo que la docente comprometida en los sucesos es la responsable del área de Artística.