Una disputa por la responsabilidad de la asignación de los recursos para el servicio del transporte, tiene sin recibir clases a mas de 1200 estudiantes de tres instituciones educativas del municipio de San Pablo, al norte de Nariño.

 

Cerca de 1300 estudiantes de la institución educativa del municipio de San Pablo se encuentran sin poder llegar a  su colegio pues los conductores y propietarios de los buses decidieron parar ante la inestabilidad de su contrato laboral, por una supuesta negligencia por parte de la gobernación de Nariño y la secretaria de educación departamental.

 

La situación fue expuesta de la siguiente manera por parte del alcalde Ricardo Gómez: “Nos preocupa esta situación, pues los 42 vehículos que transportan a los estudiantes pararon porque no se les ha confirmado el contrato para continuar con su labor. Los dineros ya están dispuestos, pero por negligencia del subsecretario de planeación no se ha emitido la resolución de disponibilidad de recursos y además no nos han querido atender, la secretaria Adriana Oviedo ni siquiera nos recibe, desafortunadamente el gobernador esta de Vacaciones y esperábamos que el encargado nos colaborara”.

 

Por su parte el secretario de educación “Ángel García Paredes respondió a la acusación del Alcalde expresando que el “error fue del administrador al no realizar las gestiones respectivas” y aseguró que “ya se encuentra firmada la partida para reiniciar con este servicio, yo creo que desde hoy ya se pueden reiniciar las labores y garantizar a estos estudiantes que puedan continuar con su sus clases”.