Cargando contenido

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Coronavirus
Tomada de Twitter

La familia de Héctor Fabio Osorio García, un caleño que lleva siete años en una prisión de la ciudad de Wuhan, China, solicitaron de nuevo a las autoridades nacionales que los apoyen para lograr algún tipo de comunicación, ya que temen que pueda estar contagiado con el nuevo coronavirus, debido a que en la capital donde está recluido fue donde se inició la epidemia.

Desde hace un año no tienen noticias suyas y lo último que conocieron es que tenía problemas de salud. Su esposa, Martha Rodríguez, quien actualmente vive en Bogotá, desconoce si sigue en la misma cárcel o cuál pueda ser su suerte.

Le puede interesar: Policía investiga a líderes del paro nacional por relación con vándalos

“Aunque sabemos que en China hay mucha prevención y control por esta enfermedad, queremos tener información sobre su situación de salud. No hemos hablado con él desde hace siete años y no podemos llamar para preguntar cómo se encuentra por la falta de un traductor y la única comunicación ha sido por cartas que desde hace un tiempo dejaron de llegar”, agregó su esposa.
 

Según su compañera  sentimental, Héctor Fabio ha tenido cuadros de depresión, por no tener posibilidades de comunicarse con su familia y con los reclusos porque ninguno domina el idioma español.

Dijo que “la situación es bastante difícil. Él hizo una solicitud para que se ejecutara la pena de muerte. Nadie nos da información sobre su actual estado”, recalcó.

Lea también: Veinte internos heridos dejó una riña en la cárcel Bellavista de Bello

Se conoce que Héctor Fabio trabajaba en Cali en exposiciones en artes y le manifestaba a su familia que viajaba a otros países para dar a conocer su trabajo.  

El caleño cumple una condena en una prisión China por el delito de tráfico de drogas.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.