Luego de los enfrentamientos entre disidentes de las Farc que dejaron seis personas muertas en zona rural del municipio de Suárez, habitantes de cuatroveredas afectadas por estos hechos perecen confinadas por el temor a ser víctimas de estos grupos que se están moviendo por el territorio. En dialogo con RCN Radio, el alcalde de esta población Hernando Ramírez, señalo que cerca de 200 familias de las veredas Olivares, La Cabaña, Los Robles y Agua Bonita permanecen confinados por lo que hoy se les va a entregar algunas ayudas y el acompañamiento institucional. Por su parte el gobernador del Cauca, Oscar campo, indico que en cada una de las veredas se estableció albergues temporales en los que el gobierno departamental empezará a entregar ayudas humanitarias, mientras se restablece el orden por completo. Las autoridades  han atribuido estos hechos a la disputa por las rutas y el manejo del narcotráfico en la zona.