Cargando contenido

Las autoridades civiles y la Fuerza Pública toman nuevas medidas para combatir estos flagelos.

Marcha contra la violencia hacia la mujer
Una mujer sostiene un letrero que dice "Ser visible le da poder", durante una marcha en el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, en Cali, departamento del Valle del Cauca.
AFP

Los feminicidios, la violencia de género, las amenazas a los líderes sociales y el narcotráfico son, entre otras, las preocupaciones de las autoridades, la comunidad y los diferentes estamentos del Valle del Cauca.

Sobre los feminicidios, en el año anterior se presentaron 37 casos. Por esta razón, se tomó la decisión de capacitar a los funcionarios del Estado por parte de la Procuraduría, la Fiscalía y la Defensoría del Pueblo.

La gobernadora del departamento, Dilian Francisca Toro, señaló que la Procuraduría tomará acciones disciplinarias en caso de que los funcionarios no cumplan con su deber de garantizar la vida de las mujeres y de la población LGBTI (Lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersexuales) que denuncien amenazas.

Le puede interesarAsesinatos de mujeres y miembros LGTBI prenden alarmas en Valle del Cauca

En cuanto a Cali, la mandataria seccional anunció que el gobierno municipal se comprometió a que las Comisarías de Familia funcionarán los fines de semana para recepcionar las denuncias de los maltratos intrafamiliares.

Líderes sociales y narcotráfico

El otro tema que inquieta a las autoridades está relacionado con los homicidios y amenazas contra los líderes sociales, como el ocurrido en el municipio de Caicedonia este año, donde fue asesinado Jesús Adier Perafán.

Además de las intimidaciones que se conocieron en las últimas horas contra la integrante de la Mesa Departamental de Víctimas Adíela Aguilar, al igual que contra siete miembros de la comunidad  de Quinamayó (municipio de Jamundí) de una defensora de salud de Cartago, de la presidenta del sindicato de la empresa de acueducto del Valle (Acuavalle) y contra un líder indígena.

En contextoMasacre en el municipio de Jamundí (Valle) se trataría de un ajuste de cuentas

Ante la situación, las autoridades del departamento determinaron reforzar la coordinación entre las instituciones que permitan garantizar la seguridad de dichos voceros.

Sobre el narcotráfico, la preocupación de las autoridades está dirigida especialmente hacia la zona rural del municipio de Jamundí, en los límites con el departamento del Cauca.

Allí, por el dominio de territorio entre los Pelusos, la disidencia de las Farc y el EPL, se han cometido una serie de asesinatos. El último caso registrado fue una masacre, la semana pasada, en la que fueron asesinados cuatro miembros de una misma familia.

Para contrarrestar estos hechos violentos, se incremento el pie de fuerza con mil 600 soldados, de los cuales un buen número de militares ya se encuentran en la zona.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido