Con el apoyo de la Fuerza Aérea se cumplirá el control de los incendios forestales en el departamento del Cauca. Así se dio a conocer tras los acercamientos que se han establecido entre la oficina de gestión del riesgo del Cauca y el Comando Aéreo número 7 con sede en Cali. Para enfrentar las conflagraciones de importante magnitud, se ha dispuesto de un equipo denominado Bambi-Bucket que contiene bolsas de almacenamiento de grandes cantidades de agua para descargarlas sobre las zonas afectadas. En cada descarga son alrededor de 640 galones de agua que en la mayoría de ocasiones, son fundamentales para apagar las llamas en grandes extensiones. Según se pudo establecer, inicialmente se cumplirán algunas jornadas de capacitación con el personal de organismos de socorro como el Cuerpo de Bomberos Voluntarios y la Defensa Civil en la ciudad de Popayán para prestar apoyo a las labores que desarrollarían los pilotos de la fuerza aérea cuando se trate de atender estas emergencias relacionadas con incendios forestales.