Cargando contenido

Este caso volvió a encender las alarmas en el Valle.

Hospitales y salud
Hospitales y salud
AFP

La muerte de Jair Eduardo Ortiz Arias, por un caso del virus AH1N1, se registró en la clínica María Ángel de Tuluá, donde ingresó con varios síntomas en su cuerpo que terminaron afectándole los pulmones y los riñones.

El tulueño, quien en la actualidad se encontraba vinculado con el Departamento de Movilidad del Valle del Cauca, se suma a los numerosos casos relacionados con esta enfermedad que ha cobrado la vida de varios ciudadanos en esta región del país.

Este caso tiene en alerta a las autoridades de salud, que debieron asumir los protocolos respectivos para evitar que el virus se propague en otros municipios.

Jhon Freddy Asprilla, secretario de Salud de Tuluá expresó en RCN Radio que la red hospitalaria se encuentra en alerta y advirtió que quienes presenten síntomas relacionados con este virus, deben ser atendidos de manera prioritaria.

Le puede interesar:  Denuncian ataques contra trabajadores de ingenios en Valle y Cauca

"Los hospitales y las clínicas que atienden urgencias, deben revisar los exámenes para entender qué clase de virus es, y atender al paciente debido a su estado de salud", expresó.

Entre tanto, se conoció que el cuerpo del tulueño fue sometido a varias pruebas para determinar los daños que el virus AH1N1 había ocasionado en su organismo y así entregar un dictamen más preciso de las causas de su muerte.

Hasta el momento se desconoce en qué lugar contrajo esta enfermedad; sin embargo, el protocolo seguirá con los familiares de la víctima para identificar si ellos también son portadores del virus.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido