Foto archivo RCN Radio.

Se trata de cuatro miembros pertenecientes a la comunidad Embera Chamí del norte del Valle, de los cuales no se tiene noticias desde el pasado fin de semana. Los indígenas desaparecieron el pasado 8 de marzo, cuando se dirigían a una hacienda en el municipio de Alcalá, para realizar actividades de pesca. Al término de un consejo extraordinario de seguridad, las autoridades del Valle del Cauca, analizaron el tema e indicaron que la Fiscalía, junto con la comunidad nativa, se concentran en la búsqueda de estas cuatro personas, a la vez que anunciaron una bolsa de recompensa por dos millones de pesos. “Se hizo un subcomité de garantías de no repetición para recoger la información que está trabajando en la investigación la Policía, la Fiscalía y el Ejército, tuvimos el acompañamiento de autoridades de índole nacional y de derechos humanos, todo esto dentro del espacio autónomo que los indígenas han instalado. Es importante que la Fiscalía continúe con las investigaciones, sabemos según la información que nos han entregado los grupos indígenas es que entraron a pescar a una finca y no se supo más de ellos”, comentó la secretaria de Seguridad del departamento, Noralba García. La Alcaldía municipal de Alcalá, ofreció por su parte un millón de pesos, por lo que se incrementó a tres millones el monto de la recompensa.