Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

El gobernador suspendido de Chocó, Ariel Palacios.
El gobernador suspendido de Chocó, Ariel Palacios.
Cortesía @ArielPalaciosC.

El gobernador suspendido de Chocó Ariel Palacios, confirmó que suscribió el contrato de suministro 004 del 1 de abril de 2020 para dotar de equipos médicos al hospital San Francisco de Asís de Quibdó en la atención de la pandemia. Sin embargo, el mandatario aclaró que no participó en la ejecución debido a que fue suspendido de su cargo por la Procuraduría el 24 de abril.

Contexto: Procuraduría suspende a gobernador Ariel Palacios por presuntas faltas disciplinarias

Según Palacios, los elementos contratados eran, “equipos nuevos y con precios del marcado” y no camas con quince años de antigüedad ni con barandas pintadas. Dijo que el gobernador encargado de Chocó Jéfferson Mena, fue el responsable de ejecutar el convenio.

"El seguimiento del contrato ya le toca a la persona que está a cargo de la administración departamental porque yo fui suspendido el 24 de abril (...). Tengo conocimiento que el contrato no se ha liquidado. En ninguna parte de la minuta del contrato dice que los equipos eran de segunda o manufacturados. Se entiende que los equipos tienen que ser nuevos", señaló.

Lea además: Antioquia despide a Rosita Turizo, promotora del voto femenino

El gobernador encargado de Chocó Jéfferson Mena, denunció que se retrasó la ampliación de cuidados intensivos en el hospital debido a que las camas eran usadas y los monitores no cumplían los requisitos.

"Son camas remanufacturadas, no son nuevas. Las camas de ese modelo se dejaron de fabricar hace 15 años. Aunque son funcionales, no es posible ni procedente hacer entrada formal al almacén y menos hacer uso de las mismas. Sobre los monitores, el informe de los biomédicos señala que solo diez cumplen con los requisitos establecidos en el objeto del contrato", afirmó.

Ariel Palacios aseguró que el Gobernador encargado de Chocó hizo una modificación, “a favor del contratista, prorrogando y excluyendo los ventiladores necesarios para atender los casos urgentes”. El contrato tuvo un valor de mil 600 millones de pesos y se dio un anticipo del 50 por ciento.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.