Foto archivo RCN Radio.

 

Al término de un consejo de seguridad entre los gobernadores del Valle y Cauca, para analizar situaciones de violencia generada por problemáticas como la minería ilegal y brotes de inseguridad ocasionados por organizaciones criminales al servicio del narcotráfico, fueron varias las medidas que se adoptaron.

La gobernadora del Valle del Cauca, Dilian Francisca Toro dijo que a través de acciones conjuntas de las autoridades militares y de la Policía, se custodiarán ciertas zonas, vulnerables a este tipo de delitos.

“La decisión es que va a ver articulación entre las autoridades, ya se tienen los puntos en donde la Armada va a tener que instalarse para lograr que la seguridad se dé en esa zona y ya es la operación misma del ejército”, comentó la mandataria seccional.

Por su parte el gobernador del Cauca, Óscar Campo, sostuvo que el trabajo mancomunado permitirá quitarle el control de estas zonas a los grupos armados ilegales y a las bandas delincuenciales.

”No podemos dejar que desadaptados y grupos criminales, tomen ningún tipo de control, por el contrario es la fuerza del Estado que debe darle la tranquilidad a los habitantes de la costa Pacífica y del Litoral Pacífico. Hemos hecho importantes intervenciones en los municipios de López de Micay, Timbiquí, Guapi y Buenaventura para que puedan tener una movilidad tranquila que no sea  la piratería que también les genere dificultades”, expresó Campo.

Finalmente el general Germán Saavedra, comandante del Comando Conjunto del Suroccidente, puntualizó que se mantiene activado el plan ‘Victoria’ que busca la estabilización y consolidación del territorio para rediseñar los dispositivos de las tropas que allí hacen presencia.