Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Tropas del ejército
Foto de referencia
Foto cortesía Ejército

La Gobernación del Valle del Cauca hizo un llamado al Gobierno Nacional para que se adopten medidas especiales en el municipio de Jamundí, ante el aumento de la violencia.

El último caso se presentó el pasado puentes festivo en zona rural, donde se registró la masacre de cuatro personas. Ante esta situación, la gobernadora Clara Luz Roldán manifestó su rechazo frente a este hecho lamentable. “Nos duele y nos entristece enormemente", dijo, al tiempo que reiteró "el apoyo desde el Gobierno departamental a la Fuerza Pública en su lucha contra el crimen en la zona”.

La mandataria anunció que la recompensa por información sobre este hecho se elevó hasta $300 millones, para apoyar la labor investigativa de la Fuerza Pública y dar con el paradero de los responsables o con los cabecillas de los grupos delincuenciales que operan en este municipio.

Le puede interesar: Una multitudinaria fiesta organizaron los indígenas de la minga en coliseo de Cali

De acuerdo a las autoridades, ante los recientes asesinatos ocurridos en este municipio, se necesita el apoyo del Gobierno Nacional para combatir la criminalidad en la zona.

“Creo que es el momento que el Gobierno Nacional mire con ojos especiales hacia el Valle del Cauca, hacia Jamundí, hacia esta situación que cada día recrudece y cada día son más los asesinatos. La situación del Valle del Cauca amerita medidas especiales y una mirada desde el Gobierno nacional”, afirmó Roldán.

Cabe recordar que el ultimo hecho violento se presentó en la vereda Comuneros del corregimiento La Meseta, zona rural de Jamundí, donde fueron asesinados los hombres quienes presentaban entre cinco y 15 impactos de bala.

Las víctimas fueron identificadas como Eider Gutiérrez Corrales, de 59 años; José Luis Campo, de 32 años; Édgar Hernández Campo, de 41 años y Meyer Dayan Ramírez, de 28 años. Estas personas eran residentes de una finca en la localidad.

La nueva masacre ha generado el rechazo de la comunidad, especialmente del alcalde Andrés Felipe Ramírez, quien conocía a una de las víctimas. 

“Conocía a Eider Gutiérrez, Jamundeño raizal, comprometido con el desarrollo del municipio, toda mi solidaridad y acompañamiento a la familia, estaban con familiares y allegados pasando el fin de semana en una finca de su propiedad”, dijo Ramírez.

Lea también: Minga indígena descarta enviar una comisión pequeña para hablar con Duque en Bogotá

La Policía Metropolitana de Cali, que tiene jurisdicción en Jamundí, atribuyó el crimen al Grupo Armado Organizado Residual Jaime Martínez por la injerencia en la zona. 

“Somos la frontera entre el norte del Cauca, Cali y la salida al Pacífico, eso pone a la zona rural en el corazón de un conflicto ligado al negocio de las drogas. Tenemos el mayor número de hectáreas sembradas con coca de todo el Valle del Cauca: 1.400”, trinó el mandatario.

El alcalde aseguró que es responsabilidad del Estado garantizar la protección y la seguridad de la comunidad, por lo que espera que el Gobierno traiga seguridad a Jamundí, ya que no puede quedar sometida por grupos ilegales.
 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.