Cargando contenido

El municipio está incomunicado hace más de 20 días y ya registra desabastecimiento.

Camioneros denuncian pérdidas millonarias por mal estado en la vía Medellín - Quibdó
ATC

Desde el pasado 21 de junio, los habitantes del municipio de Carmen de Atrato (Chocó) se han visto afectados por deslizamientos en el sector de ‘El Seis’, donde el mal estado de la vía no ha permitido el tráfico vehicular, afectando a esta comunidad, además de transportadores de carga y pasajeros.  
 
De acuerdo con Jorge Bedoya, alcalde del municipio, "el derrumbe que hay en el sector de 'El Seis', es de grandes proporciones y ha ido día a día afectando la movilidad en esta zona", razón por la cual piden la intervención urgente de las autoridades departamentales y nacionales.
 
El mandatario advirtió que por cuenta de los derrumbes se han presentado problemas de desabastecimiento, ya que no ha sido posible el ingreso de vehículos de carga pesada y "ha habido problemas de suministro de alimentos", sumado a el riesgo que tienen más de 700 personas de perder su empleo.  
 
"Hay una empresa minera que produce cobre y se les ha dificultado sacar su material y esto afecta a más de 700 empleos que se generan en la región", manifestó Bedoya.
 
El Alcalde de Carmen de Atrato señaló que el municipio cuenta con una ruta alterna, que comunica con el municipio de Urrao, pero advirtió que ésta se encuentra en mal estado, razón por la cual es poco transitada, “sin embargo, es la vía que está siendo utilizada para el paso de ambulancias y contenedores de basura”.  
 
Por ahora las autoridades presentes en la vía trabajan en las labores de remoción de material y lodo, para poder habilitar el paso vehicular, no obstante, se presenta riesgo de desprendimiento en la parte alta de la montaña, por lo que prima garantizar la seguridad de las personas que transitan por este corredor.
 
Felipe Muñoz, director de Gestión Gremial de ATC, denunció que "la reiterada situación de derrumbes que se dan en la vía Medellín - Quibdó, es un tema que ocurre casi mensualmente" y aseguró que las pérdidas a la fecha superan los 2.300 millones de pesos, tanto para el transporte de pasajeros, como el de carga.  
 
De acuerdo con Carlos García, director nacional del Invías, el incremento de la ola invernal sobrecargó el talud y generó el desprendimiento de un alto volumen de material; aunque destacó que ya se encuentran trabajando para solucionar el problema, pero no da pistas de una posible reapertura.

Fuente

Sistema Integrado de información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido