Foto RCN Radio

 

Habitantes de la vereda Julumito al occidente de la ciudad de Popayán decidieron taponar el paso a comunidades indígenas que tenían prevista la posesión de autoridades tradicionales en el lugar. La protesta de la comunidad se debe a la invasión de predios que dicen han venido adelantando los nativos en esa vereda de población mayoritariamente campesina. Rosario Rodríguez, vocera de la comunidad dijo que los nativos se apoderaron de un puesto de salud, el cual invadieron quitando paredes para convertirlo en un salón indígena. “Nos cansamos de todos los atropellos que están cometiendo los indígenas y vamos a exigir que salgan del territorio” afirmo.

A pesar de la intervención ante las autoridades locales, no ha sido posible que se recupere el puesto de salud. Un gran número de pobladores impiden el paso de los indígenas lo que ha provocado choques entre las partes.

Mientras tanto a través de  un comunicado el Cabildo indígena de Julumito, manifiesta que los predios fueron dejados por sus antepasados hace más de 80 años.