Foto cortesía Cruz Roja Valle del Cauca.



Envuelto en cobijas y en una maleta, organismos de socorro de la capital del Valle, hallaron el cuerpo de un bebé de un año de edad que había sido arrojado por su propio padre al río Cauca hace una semana en el sector de La Nubia en cercanías al puente de Juanchito a las orillas del caudal.

Dos máquinas extintoras y diez  personas de los Bomberos Voluntarios de Cali, además de personal de la Cruz Roja, adelantaron la búsqueda del menor,

De acuerdo a lo manifestado por el Coronel Henry Jiménez, subcomandante de la Policía Metropolitana de Cali, la orden de captura contra el presunto agresor fue emanada por el Juzgado 16 de control de garantías de Cali, por el delito de desaparición forzada.

"Gracias a las informaciones que teníamos logramos la captura del sujeto cuando se encontraba en su casa, esta persona esta pendiente de audiencia por desaparición forzada teniendo en cuenta que fue la ultima persona que tuvo contacto con el niño", indicó el coronel.

El uniformado agregó que mientras se realizaban las labores de búsqueda que duraron dos días, el padre del menor aceptó los cargos y aseguró que el bebé sufrió un accidente por lo que decidió desaparecer el cuerpo arrojándolo al afluente.