Varios hogares infantiles del Cauca, anunciaron que atenderán a los niños que acuden a esos lugares, hasta antes de mediodía, afirman que la falta de recursos los obliga a cerrar sus pertas a esa hora. Los contratos no podrán ser cumplidos, debido a que el recorte en el presupuesto para esos lugares no permite entregarle a los menores las tres comidas como se ha venido realizando. Según la denuncia solo se les brindaría a los pequeños el desayuno y antes del mediodía serian enviados a sus casas. El Instituto Colombiano de Bienestar familiar ha reconocido los inconvenientes con el presupuesto y ha afirmado que no se puede dejar de prestar el servicio.