Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Un hombre murió en una clínica del sur de Cali esperando atención médica

Una segunda persona murió en menos de tres días por presunta negligencia médica, en otra clínica de Cali, así lo denunciaron sus familiares.

El caso se presentó con Alberto Burgos de 48 años de edad, quien llegó infartado a la clínica Nuestra en el sur de la ciudad y que según su esposa, Paula Andrea Restrepo, no lo atendieron desde el momento que lo ingresó su hija de 16 años y luego debieron cumplir con una serie de trámites que agravaron su situación.

"Yo llegue 15 minutos después y cuando empece a pedir ayuda, una enfermera jefe me dijo que para que lo atendieran debía presentar la cédula o una ficha, fui hice la fila para la ficha, la reclame y cuando llegue donde ella me dijo que no le podían prestar el servicio porque no hablaba, pero no podía hacerlo porque estaba presentando síntomas de infarto, estaba sudando y ya no veía" explicó su esposa.

Agregó solo cuando su esposo convulsionó le dieron el servicio, pero ya era tarde.

"La enfermera me decía que si no hablaba y no le podían tomar la presión no le prestaban el servicio, el tenia el brazo encogido por el fuerte dolor por eso no lo estiraba, cuando ya convulsionó fue que ella se asustó y coloco el código azul, ahí si todos los médicos y otras enfermeras llegaron ayudarlo pero cuando lo llevaban para entubarlo murió, solo me dijeron que falleció por una insuficiencia cardíaca",

Finalmente manifestó que desde que su esposo ingresó con su hija a la clínica hasta el momento de su muerte, pasaron 25 minutos sin ser atendido, por lo que interpondrá una demanda contra la clínica y la enfermera jefe.

A este caso se suma el de Leidy Johana Espinosa, la joven de 25 años oriunda de Cartago, quien falleció días después de grabar un vídeo en el que pedía servicio médico para que no la dejen morir.