Cargando contenido

Más de siete mil habitantes están confinados y en medio del fuego cruzado de grupos armados.

Ya son cinco niños muertos en medio del confinamiento por combates en Chocó
Ya son cinco niños muertos en medio del confinamiento por combates en Chocó. Foto: Armada Nacional

La diócesis de Quibdó  y organizaciones étnicas del Chocó,  hicieron un llamado a los gobiernos nacional y departamental ante la difícil situación de orden público y crisis humanitaria que atraviesan las comunidades afro descendientes e indígenas de los ríos Opogadó, Napipí, Bojayá y todo el Medio Atrato por la creciente presencia de grupos guerrilleros y paramilitares que ocuparon los espacios dejados por las Farc.

En un comunicado,  monseñor Juan Carlos Barreto Barreto,  obispo de Quibdó, el Consejo Comunitario Mayor de la Asociación Campesina Integral del Atrato ,la mesa de diálogo y concertación de los Pueblos Indígenas del Chocó, el Foro Interétnico Solidaridad Chocó,  Pacipaz, y la Coordinación Regional del Pacifico Colombiano, manifiestan su preocupación  por los combates y lucha por el territorio de la guerrilla del ELN y de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (Clan del Golfo) que están afectando a la población civil.

Lea además: Combates han agravado crisis humanitaria a comunidades confinadas en Chocó

“A raíz de estos atropellos, más de 7.000 personas de comunidades afros e indígenas del municipio de Bojayá se encuentran confinadas y existe un riesgo inminente de que se presenten combates, dejando a la población en medio del fuego cruzado”, señala el comunicado.

Agrega que los habitantes del Medio Atrato  no pueden movilizarse libremente ni desarrollar sus actividades cotidianas “por el temor generalizado de la presencia y accionar de actores armados”.,

Monseñor Juan Carlos Barreto, dijo a RCN Radio que estos hechos están generando  desplazamientos masivos, además de confinamientos de comunidades enteras, que, por los combates o la instalación de minas antipersonal, no pueden movilizarse libremente.

“Las organizaciones civiles piden al Estado prestar mayor atención a las alertas tempranas hechas por la Defensoría del Pueblo; a las autoridades locales y departamentales tener más presencia administrativa en las comunidades; y a los actores armados no utilizar a la sociedad civil como escudo y cumplir con el Derecho Internacional Humanitario”, precisa el comunicado conjunto.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido