Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

desminadores Tuluá, Valle
Desminadores del Ejército fueron amenazados por un GAO residual en Tuluá, Valle.
Cortesía Ejército Nacional

Un grupo de 20 soldados desminadores, pertenecientes al Batallón de Ingenieros de Desminado Humanitario N.°6, que se encontraban entregando un área libre de sospecha de minas antipersonal, fueron amenazados por presuntos integrantes del Grupo Armado Organizado residual Adán Izquierdo. 

Los hechos ocurrieron este jueves en tarde, en la vereda del Guayabito, zona rural del municipio de Tuluá, Valle. De acuerdo con las autoridades, hasta ese sitio llegaron varios hombres vistiendo prendas de uso privativo del Ejército y esgrimiendo armas de largo alcance, que se identificaron como la columna móvil Adán Izquierdo de las disidencias de las Farc.

Le puede interesar: Casa por cárcel a patrullero por homicidio de un joven en Palmira

Además de intimidar a los soldados que estaban en estado de indefensión, al no portar armas por desarrollar una labor humanitaria, robaron equipos de comunicación como cinco radios APX 8000, celulares, seis computadores y detectores de metales.

Los delincuentes incineraron una de las dos camionetas en donde se movilizaba la misión humanitaria y hurtaron otro automotor, de placas YZU-091, el cual dejaron abandonado 800 metros más adelante, luego de volcarse a un lado de la vía, como resultado de huir rápidamente del lugar de los hechos.

Entre tanto, unidades del Batallón de Alta Montaña número diez, que hace presencia en la zona montañosa de Tuluá, se desplazaron hasta ese sector para tratar de ubicar a los responsables de este atentado.

Le puede interesar: Designan Gobernador encargado en el Valle del Cauca

El Ejército condenó esta acción asegurando que viola los Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario, porque se puso en riesgo la vida de los desminadores que trabajan por descontaminar el Valle del Cauca de las minas antipersona, afectando también el bienestar de los habitantes del departamento.

Este hecho se suma a la quema de tres vehículos de contratistas de la empresa Celsia, en los corregimientos de Altaflor, San Rafael y Monteloro, por esa misma agrupación armada al margen de la ley.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.