Cargando contenido

Según los habitantes del corregimiento Jagual, los responsables serían integrantes del 'Clan del Golfo'.

Aquileito Mecheche
Cortesía

Defensores de las comunidades indígenas en el departamento del Chocó, denunciaron el asesinato del líder de la comunidad Emberá en el municipio de Riosucio, Aquíleo Mecheche, quien se desempeñaba como rector de la Institución Educativa Jagual en el corregimiento que lleva el mismo nombre e integraba el cabildo indígena.

De acuerdo con las primeras informaciones, presuntos integrantes del 'Clan del Golfo', serían los responsables de este crimen que se cometió en medio de una compleja situación de orden público en estos territorios, considerados corredores estratégicos para el transporte de drogas y minería ilegal.

En contexto: 340 personas desplazadas por grupos armados ilegales en Riosucio (Chocó)

Aquíleo Mecheche hacía parte de una lista representantes que habían sido amenazados por esta banda criminal. Incluso la noche del 26 de marzo, hombres armados de esta estructura ingresaron al resguardo con el fin de acabar con la vida del docente y de Julio Mecheche, pero en esa oportunidad la guardia indígena lo impidió.

Fuentes consultadas por RCN Radio explicaron que si bien los combates en la zona están suspendidos, el homicidio de este líder social representa una nueva alerta para los habitantes del resguardo.

Le puede interesarAtaque a patrulla de la Policía en Urabá deja cuatro uniformados heridos

También denunciaron que “pese a las amenazas que recibieron estas personas, no se les brindó el acompañamiento necesario y asesinaron a este representante”. Los habitantes del corregimiento de Jagual están preocupados y temen que se cometan más homicidios.

El pasado 25 de marzo, la Organización de Pueblos Indígenas de Colombia había emitido una alerta temprana debido a las intimidaciones que recibieron no sólo los líderes, sino también los habitantes de la comunidad, quienes fueron declarados objetivo militar de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia. 

También lea: Dos civiles muertos dejó incursión armada en La Caucana en Tarazá

Entre febrero y marzo del presente año, más de 5 mil personas pertenecientes a distintos resguardos permanecieron confinadas por los combates que sostenía las AGC y el ELN, que se disputan el control del territorio. 

Durante este tiempo, nueve niños fallecieron por complicaciones de salud asociadas a la malaria ya que no podían ser trasladados a centros asistenciales. Igualmente, doce familias se vieron obligadas a abandonar sus casas y a hacer un recorrido de cuatro horas por río para huir de los combates.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido