400 juguetes bélicos y armas hechizas entregaron los jóvenes de ladera de Cali, y en contraprestación, recibieron materiales escolares. Con la estrategia se busca que los muchachos de la comuna 18, al oeste de la ciudad, no caigan en las redes de los grupos pandilleros, cuyas organizaciones pelean por la conservación de territorios. Así mismo, la Alcaldía de Cali tiene un proyecto para capacitar a los adolescentes y buscar que obtengan recursos económicos. En las cinco jornadas de desarmen se han recibido  3 mil elementos, entre ellos, armas de fuego, cuchillos y navajas.