A disposición de la Fiscalía quedó un hombre que ayer en la tarde causó alarma dentro de la Asamblea del Valle del Cauca, al gritar que tenía una bomba, situación que obligó al desalojo del recinto, mientras expertos en explosivos descartaban la presencia de los mismos. El coronel Henry Jiménez subcomandante de la Policía Metropolitana de Cali, explicó que el hecho se produjo después de la una de la tarde cuando un hombre de tez trigueña, que vestía una camisa negra, pantalón camuflado y botas, irrumpió a la fuerza manifestando traer un artefacto explosivo dentro de su mochila. De inmediato el sujeto fue reducido por un patrullero que hacia parte de la seguridad de la Asamblea, al tiempo que se impulsaba la presencia del grupo de antiexplosivos de la Sijin. Según el oficial, el hombre al parecer sufre de trastornos mentales, sin embargo quedó bajo disposición de la Fiscalía para su judicialización por el delito de terrorismo.