Como una medida que afecta de manera grave la economía de la región toda vez que el gremio azucarero genera más de 265 mil empleos  y en el Valle del Cauca 186 mil, calificó el gobernador encargado, Gustavo Padilla al referirse a la sanción de la Superintendencia de Industria y Comercio al sector cañicultor. Esto afectaría considerablemente el desarrollo de algunos programas de inversión que tiene el sector, e incluso la medida también afectaría los ingresos de los departamentos con injerencia de los ingenios. Entre tanto el alcalde de Candelaria , Jhon Wilson Rengifo, también expresó su inquietud  ante esta situación toda vez que su localidad depende de uno de los ingenios más grandes, que genera dos mil 500 empleos y contribuye con un alto pago de impuestos, los que son utilizados en la ejecución de obras sociales. Por su parte el mandatario de Palmira, José Ritter López, advirtió que el tema es delicado para su municipio, ya que en el mismo están ubicados tres ingenios y la mayoría de sus habitantes dependen del empleo que genera este sector agroindustrial del Valle.