El exjefe negociador del gobierno en el proceso de paz con las Farc, Humberto De La Calle, hizo fuertes cuestionamientos al Congreso de la República por demorar la aprobación de la Jurisdicción Especial para la Paz, al calificar de preocupante esta situación. Sobre la sesión de este miércoles, el precandidato liberal a la presidencia dijo a RCN Radio “a mí me parece que el manejo de la sesión de ayer en el Congreso deja mucho que desear, porque parece un juego de constancias, de trucos reglamentarios, el Congreso debe asumir su responsabilidad, me parece muy grave lo que está pasando y además en el fondo hay como discusión mas como de tipo electoral, utilizando esto con fines electorales” Y agregó “yo creo que tenemos que acelerar el paso, hay que dar un paso adelante, incluso grupos políticos que habían estado permanentemente apoyando el proceso ahora cambian de rumbo, de camino, me parece que eso exige una explicación, en todo caso lo que esa pasando es muy grave y la Jurisdicción es la columna vertebral de este acuerdo y no deberíamos demorarlo, ni utilizarlos con fines políticos”. El dirigente también se refirió sobre la tutela que interpuso el miembro de las Farc, Jesús Santrich, para que no los llamen mas asesinos y que fue negada por el Tribunal Superior de Bogotá “mas allá del valor de la palabra, lo cierto es que se cometieron graves crímenes por parte de las Farc, eso es inevitable, lo que ocurre es que tampoco debemos olvidar que hay otras personas igualmente responsables, es muy triste pero lo que aquí lo que hubo fue ocho millones de víctimas, es un conflicto de más de medio siglo donde se cometieron barbaridades, también miembros de la fuerza pública, hubo terceros y  financiadores que ayudaron a la guerra y lo que se trata es dejar esa guerra atrás, es una palabra que tiene mucha carga emocional, pero tampoco puede ocultar una responsabilidad de los miembros de las Farc que cometieron graves crímenes, no se trata de aplaudir los crímenes, pero si lo que se trata es dejar atrás la violencia”. Finalmente pidió al gobierno nacional hacer presencia en las zonas que dejaron las Farc para evitar la llegada de grupos delincuenciales y otros al margen de la ley.