Cargando contenido

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Organización de las Naciones Unidas (ONU)
Organización de las Naciones Unidas (ONU)
AFP

Representantes de organizaciones afrocolombianas e indígenas de los departamentos de Chocó, Cauca, Valle y Nariño expusieron en Buenaventura y ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU), los principales retos que enfrentan las comunidades étnicas en el proceso de implementación integral del Acuerdo de Paz.

En el encuentro, las comunidades resaltaron que, “la paz pasa por frenar la violencia que los afecta, sanar las heridas que ha dejado el conflicto y cerrar brechas de desigualdad”.

Los quince representantes del Consejo de Seguridad se reunieron con la vicepresidenta, Francia Márquez, y con otros miembros del Gobierno nacional y de locales, así como con organizaciones afrocolombianas e indígenas.

"Que ustedes estén aquí es una gran oportunidad para que puedan escuchar las voces de quienes han enfrentado y siguen enfrentando y resistiendo las distintas violencias que por décadas han padecido fruto de la política de violencia y saqueo que ha azotado nuestro país", explicó Márquez en un acto en un hotel del centro de la ciudad frente al mar.

Lea también: Ministerio de Justicia pide declarar emergencia carcelaria tras asesinato de un guardián del INPEC

Márquez, afrocolombiana y procedente de un pueblo del Pacífico azotado por la violencia, fue la encargada de hacerles ver a los miembros del Consejo de Seguridad, que llevan dos días repitiendo que Colombia es un ejemplo de éxito y una esperanza en el contexto de paz mundial que en el país, y sobre todo en esta zona, el conflicto aún se siente.

Posteriormente, se adelantó una sesión con jóvenes provenientes de Buenaventura y Quibdó que promueven iniciativas de construcción de paz y presentaron propuestas para lograr su inclusión plena en la implementación del Acuerdo de Paz, “las medidas necesarias para reducir los riesgos que enfrentan y el anhelo de tener una representación significativa para el ejercicio de su rol transformador en los territorios”, expone en un comunicado el organismo internacional.

Para cerrar la visita al pacífico colombiano, representantes de organizaciones de víctimas de desaparición forzada y violencia basada en género en el marco del conflicto armado destacaron el compromiso que debe existir por parte de toda la sociedad colombiana con las víctimas, como factor principal para la materialización de los esfuerzos de paz en Colombia.

Lea también: Guyana cuestiona incremento militar de Venezuela en frontera con zona en reclamación

El representante Especial del Secretario General de Naciones Unidas en Colombia, Carlos Ruiz Massieu, afirmó que, “desde la Misión de Verificación seguiremos acompañando todos estos esfuerzos de paz”.

Ruiz Massieu agregó que, “Buenaventura está en el centro de los esfuerzos de construcción de paz en Colombia. Es clave para la implementación del Acuerdo, en especial los capítulos de garantías de seguridad, étnico y de justicia transicional. Asimismo, el Gobierno está adelantando esfuerzos de paz urbana”; resaltando el trabajo mancomunado realizado con autoridades étnicas, representantes de víctimas, personas en proceso de reincorporación y jóvenes.

Buenaventura, que llegó a ser una de las ciudades con más homicidios del país por la disputa de las dos bandas criminales (que se dedican al contrabando, narcotráfico y las extorsiones) que controlan la ciudad, es ejemplo de esa falta de inversión estatal y de la llegada de proyectos que se prometieron en el acuerdo de paz para las zonas más afectadas por el conflicto con las FARC.

Fuente

Sistema Integrado de Información con Efe

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.