El hurto, el secuestro y la extorsión también han registrado una reducción significativa en la región.

Durante la realización de un consejo extraordinario de seguridad en el puerto de Buenaventura, que contó con la participación del viceministro de Defensa, la gobernadora del Valle del Cauca, Dilian Francisca Toro, los altos mandos de las Fuerzas Militares y de la Policía, se hizo un análisis de los hechos de criminalidad, principalmente en cuanto a la tasa de homicidios que afectan al Pacífico.

El viceministro de Defensa destacó el trabajo conjunto entre los organismos de seguridad nacional, regional y local, afirmando que los indicadores de seguridad en Buenaventura son bastante positivos, teniendo en cuenta  que la región  sufrió  graves hechos de violencia en años recientes, que incluso posicionaron al puerto en uno de los lugares más violentos del país.

“Es de resaltar la labor de nuestro Ejército, Armada y Policía Nacional, pues gracias a estas fuerzas es que podemos hoy dar un parte positivo en cuanto a la seguridad se trata”, enfatizó Aníbal Fernández de Soto.

También dijo que otros indicadores como el hurto, el secuestro y la extorsión han registrado una reducción significativa en más del 60 %, con relación al año anterior. 

Por último el alto funcionario hizo un llamado a las comunidades de esta zona del país para que se unan a la labor de generar garantías de seguridad y poder tener un territorio en paz y total tranquilidad.

En el año 2014 el ministro de Defensa de la época, Juan Carlos Pinzón, ordenó al Ejército y la Armada Nacional tomar control de varios sectores del Puerto de Buenaventura por el incremento de las muertes violentas.

Luego de que en el 2013 tras una investigación periodística de Rcn Radio se revelará la aparición de las llamadas “Casas de Pique”, en las que según los habitantes del puerto se vivían escenas de crueldad y sevicia de las bandas criminales que se disputaban metro a metro el control del municipio.

 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido