Foto cortesía Alcaldía de Jamundí.

  Desde el fin de semana varios municipios del Valle del Cauca se han visto afectados con granizadas que han causado daños a viviendas y cultivos. El director de la oficina departamental de Gestión del Riesgo, Jesús Antonio Copete, comentó que los episodios más recientes han tenido lugar en Jamundí, Ansermanuevo, Ulloa y El Águila. “Como consecuencia de las granizadas que incluso han formado rocas de hielo, los techos de las viviendas han sido fuertemente golpeados, así como los cultivos de café en las poblaciones del norte del Valle y otros de pan coger, en la zona rural de Jamundí”, comentó Copete. Añadió, que llama la atención que en las últimas semanas se hayan registrado situaciones climáticas de este tipo, acompañadas de fuertes vendavales que carecen de agua, pero que sin embargo ocasionan daños en las viviendas y en los cultivos. Este fin de semana, cerca de 60 viviendas fueron impactadas por granizo en el corregimiento Villa Colombia, en Jamundí. Las oficinas municipales de Gestión del Riesgo realizan un barrido en los municipios recientemente afectados, para iniciar las labores de acompañamiento a los damnificados. Son los mandatarios de estas localidades los que toman la decisión de declarar la calamidad pública en sus zonas, lo que les permitirá adquirir los elementos para la comunidad damnificada, sin el debido proceso licitatorio. Finalmente, los organismos de socorro del Valle del Cauca reportaron que este lunes en el municipio de Dagua, se registró un fuerte vendaval.