La Gobernación del Cauca envió ayudas humanitarias para atender a aproximadamente 200 familias que permanecen en cuatro albergues temporales de las veredas Los Robles, Olivares, La Cabaña y Agua Bonita, del municipio de Suárez, luego de los choques armados entre disidencias de las Farc y el EPL que dejaron seis de sus posibles integrantes muertos.

Mientras Tropas de la Tercera División del Ejército intentan que vuelva el orden a la población, como medida preventiva estas personas serán atendidas en los albergues temporales. La disputa por las rutas y el control del narcotráfico entre estos grupos estarían generando este tipo de situaciones en el norte del Cauca.