Cargando contenido

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Las mujeres residían en la ciudad de Cali.
Las mujeres residían en la ciudad de Cali.
RCN Radio Cali

El cuerpo de bomberos de Calima El Darién informó que una madre y su hija murieron ahogadas en aguas del río Bravo, ubicado en la zona turística conocida como el Lago Calima, donde se encontraban de paseo familiar.

De acuerdo con el organismo de socorro, las mujeres, identificadas como Rosalba y Marcela se encontraban nadando en el río afluente cuando, al parecer, abrieron las compuertas del lago, lo que generó un aumento del caudal del afluente y el fatal desenlace.

Hasta el momento, los bomberos junto a otras instancias de gestión del riesgo se encuentran buscando los cuerpos de ambas mujeres que residían en la ciudad de Cali.

Le puede interesar: Partido político solicita reconteo de votos y suspensión del escrutinio en Cali

Medidas San Cipriano

La alcaldía del Distrito Especial de Buenaventura extremó las medidas de prevención en la reserva natural San Cipriano, pues, en menos de un mes, dos menores de 14 y 17 años murieran ahogados tras ser arrastrados por la corriente.

Frente a este hecho, Orlando Valencia Carabalí, guardabosques de la reserva, informó que por los dos casos se realizó un consejo de seguridad para establecer las medidas de prevención y evitar que más hechos se presenten en este sitio turístico del distrito portuario.

"Hicimos un consejo de seguridad y nos pusimos de acuerdo para saber cómo brindamos prevención y protección para los festivos que vienen y el resto del año; nos reunimos para saber cómo podemos resolver esos problemas porque si a nosotros se nos presentan los hechos, tenemos que darle solución inmediata y por eso tenemos que tomar las medidas junto a los bomberos, los socorristas para que no se presenten más casos", dijo el guardabosques.

Lea además: Padre e hijo de tres años murieron ahogados en la playa de Juanchacho, Buenaventura

Por otro lado, aseguró que se creó un sistema de alertas tempranas junto a la comunidad para monitorear el afluente y alertar a los turistas.

"Se están conociendo las alarmas y tenemos 17 guías turísticos que están pendientes de los visitantes, asimismo los nativos -que ven que el río se va a crecer- nos van a activar las alarmas para evacuar el personal. Es necesario tener comunicación directa entre la comunidad, los guías turísticos y los guardabosques", concluyó.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.