Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Violencia (referencial)
Violencia (referencial)
Inimage

La Defensoría del Pueblo reveló que durante este año se han reportado 34.342 víctimas de violencia armada, específicamente de confinamiento y desplazamiento forzado en el departamento de Chocó. 

De acuerdo con el informe han ocurrido 94 eventos masivos de confinamiento armado que han dejado a 27.701 personas que pertenecen a 6.641 familias y a 81 comunidades indígenas y 13 afrodescendientes. 

Lea además: Ordenan al Minsalud aplicar en 28 días y no en 84 la segunda dosis de Moderna

Al mismo tiempo, dio a conocer que durante los 9 meses de este año se han registrado 18 eventos de desplazamiento forzado, entre los cuales 11 han ocurrido en comunidades indígenas y 7 en afrodescendientes; en total resultaron afectadas 5.943 personas, de 2.311 familias.

El desplazamiento intraurbano ha afectado en ese departamento a 209 personas. 

Los municipios afectados por este fenómeno de la violencia son: Bagadó, Bahía Solano, Alto Baudó, Nuquí, Bojayá, Carmen de Atrato, Bajo Baudó, Medio San Juan y Litoral de San Juan.

Debido a esta situación, el defensor del Pueblo Carlos Camargo Assis, le pidió al Estado atender de manera prioritaria la emergencia humanitaria que enfrenta ese departamento del Pacífico colombiano. 

"La población chocoana está sufriendo una emergencia humanitaria a la que debemos darle prioridad desde el Estado, dado el incremento de las vulneraciones a los derechos humanos por cuenta del accionar de los grupos armados ilegales, que se disputan el control de los territorios para el desarrollo de actividades criminales”, señaló. 

Vea también: Amor y Amistad es la segunda fecha con más violencia contra la mujer: Claudia López

Esa entidad, documentó que luego de cinco años de haberse firmado el Acuerdo de Paz, la expansión de grupos armados ilegales y los combates por el control territorial de la zona, han generado constantes vulneraciones de derechos humanos. 

Bandas delincuenciales, los grupos al margen de la ley como el ELN y las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), Los Chacales (en Bahía Solano), Los Colombianos y Los Mexicanos (en Quibdó), hacen presencia en esa región donde la violencia se ha exacerbado en la zona urbana. 

“Las dinámicas del conflicto armado, que históricamente han permeado las zonas rurales, se han trasladado a los escenarios urbanos, como el caso de Quibdó, en donde el ELN amenaza con la consolidación de un frente urbano, a través de alianzas, la cooptación y la instrumentalización de bandas delincuenciales locales, para hacerle frente al grupo armado ilegal AGC”, dijo. 

Agregó que "la situación actual en materia de derechos humanos en el Chocó es crítica. Además de los desplazamientos, confinamientos y combates, fueron asesinados 15 ciudadanos en proceso de reintegración luego de la firma de paz, 7 de ellos en Quibdó. El año pasado asesinaron a 16 líderes sociales y este año 4”. 

Entre las agresiones de DD.HH. se encuentran amenazas, homicidios, desplazamiento forzado, confinamiento, extorsiones, desaparición forzada, restricción a la movilidad, violencia sexual, despojo de tierras afectando a líderes sociales, autoridades étnicas y personas defensoras de derechos humanos.

“Por todo esto, seguimos insistiendo en que se deben adoptar acciones concretas, oportunas y efectivas, enfocadas a la disuasión del riesgo advertido, acciones de prevención, protección y garantías de no repetición, acciones dirigidas a la protección de niños, niñas y adolescentes y prevención de riesgos de violaciones a sus derechos, así como el fortalecimiento de capacidades locales para mitigar los riesgos advertidos”, concluyó Camargo Assis. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.